¿Cómo funciona un sensor de fatiga?

Una de las principales causas de accidentes fatales en el transporte de carga es la fatiga humana. Los largos recorridos y las pocas horas de sueño son factores que influyen en los conductores al momento de evitar accidentes viales. Es así como se hace indispensable contar con un sensor de somnolencia para prevenir incidentes en vehículos de empresas o personas. 

¿En qué ayuda un sensor de fatiga o somnolencia?

El objetivo principal de un dispositivo de fatiga es prevenir los riesgos que tiene un conductor al manejar un vehículo bajo un nivel de atención reducida o falta de sueño. A través de una cámara integrada al dispositivo, el sensor de fatiga logra reconocer en el conductor su comportamiento facial y alertarlo ante cualquier situación de peligro. 

¿Cuáles son las características de un dispositivo de fatiga humana?

  • Fatiga: Advierte el nivel de sueño y cansancio del conductor
  • Distracción: Alerta cuando el conductor pierde el foco y mira hacia otro lado en una carretera.
  • Sobrecarga: Avisa cuando se excede la velocidad
  • Alarma vibratoria: Por medio de un asiento vibratorio se despierta al conductor en el caso de que se esté durmiendo
  • Detección de gafas y accesorios: El aparato identifica los rasgos del conductor aunque esté usando accesorios en su rostro. 
  • Detección de fatiga falsa: El dispositivo logra identificar cuando el parpadeo del conductor es normal 
  • Detección en rango completo: El sensor escanea completamente el rostro de la persona que conduce. 
  • Plataforma GPS: Este dispositivo se puede integra a un sistema GPS, el que entrega métricas clave para la toma de decisiones y prevención de accidentes en los trabajadores. 

¡Cotiza tu sensor de fatiga y juntos trabajemos en reducir los accidentes en carretera!

¿Cómo un sistema tercer ojo previene accidentes?

Muchas veces nos encontramos con choques por alcance en las calles de la ciudad o carretera. La distancia al conducir un vehículo es esencial para evitar accidentes y cumplir con los estándares de seguridad vial que exigen las leyes de tránsito.

Un sistema de tercer ojo alerta a los conductores frente a posibles colisiones o salidas del carril de forma inesperada, lo que reduce los accidentes en la vía pública y previene los frenazos y maniobras inesperadas de los conductores. 

¿Cómo beneficia el tener un tercer ojo en tu vehículo?

  • Colisión frontal: Detecta un vehículo que esté frente a ti
  • Salida de pista: Advierte al conductor que está fuera de la pista 
  • Señales de tránsito: Reconoce la señalización y semáforos
  • Vehículo delantero: Avisa al conductor cuando el vehículo que está adelante ha hecho algún movimiento. 
  • Detección de peatones: Alerta sobre peatones cerca del vehículo
  • Proximidad: Informa al conductor cuán cerca se encuentra otro vehículo 
  • GPS: El sistema de tercer ojo se integra a una plataforma GPS con datos relevantes sobre el comportamiento del conductor y su vehículo. 
  • Doble canal de grabación: Graba todo lo que ocurre durante 24 horas. 

¡Cotiza tu dispositivo tercer ojo y juntos trabajemos por reducir los accidentes en carreteras!