¿Cómo ha impactado el Coronavirus en la minería chilena?

minería-chile-travelcontrol-coronavirus

La llegada del COVID-19 a nuestro país ha generado grandes impactos en los distintos ámbitos de nuestra sociedad, cuyas tasas no son muy alentadoras. 

La tasa de desempleo alcanzó un 7,8% durante esta pandemia, mientras que otras áreas como la minería se han visto afectadas desde su producción y normal funcionamiento hasta la completa detención de sus labores. 

La minería iba muy bien encaminada, pues en febrero de este 2020, se hizo la mayor extracción y procesamiento de cobre en comparación con el año anterior. Algo realmente importante, pues Chile es el principal productor de metal en el mundo. 

Gracias a esta extracción, la actividad minera nacional subió un 9.9% interanual en febrero, logrando recuperarse de la guerra comercial entre Estados Unidos y China que se venía dando en el último tiempo. 

No obstante, la llegada del Coronavirus y la rápida tasa de avance que presenta nuestro país, a desestabilizado nuestro economía, y es que un unas semanas ya alcanzamos los 3.031 contagiados y 16 personas fallecidas.

Las mineras han visto mermado su normal funcionamiento, teniendo que detener algunas faenas, como lo hizo Codelco con los trabajos en Chuquicamata subterráneo , Rajo Inca y Traspaso Andina; o Teck con la suspensión de Quebrada Blanca 2

Y es que es de esperarse, pues lo costos de producción se han alzado al cielo, luego de la caída del cobre, el cual el lunes cerró con US$2,16 por libra. Siendo su peor precio en los últimos 8 años, con una desplome cercano al 19%.

Si bien algunas mineras han podido seguir operando, el rápido avance de la pandemia en nuestro país podría alterar eso. No obstante aquellas que suspendieron sus faena, siguen trabajando a nivel de producción pero con menor personal y medidas de seguridad sanitaria para evitar contagios de COVID-19.

Sin contar, los dispositivos de seguridad obligatorios en minería, como el tacógrafo, cuyo uso está implementado por ley. Mientras que otros dispositivos son exigidos por las mineras para mayor seguridad de los trabajadores, como los son el sensor de fatiga y somnolencia, el tercer ojo 2 y un sistema GPS.